Los novedades en el ámbito laboral y de Seguridad Social del Real Decreto-ley de 15/2020

A continuación, exponemos un resumen de las novedades en el ámbito laboral y de Seguridad Social del Real Decreto-ley de 15/2020, del 21 de abril, de medidas urgentes complementarias, que modifica algunos aspectos de los Reales Decretos-ley 8 y 9/2020, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.

  1. Aclara, en relación con el artículo 22 del RD 8/2020; que la fuerza mayor podrá ser parcial (disposición final octava, apartado dos). En este sentido, puede esta no extenderse a toda la plantilla, respecto de aquellas empresas que desarrollan actividades consideradas esenciales durante esta crisis, concurriendo la causa de fuerza mayor descrita en el artículo 22 en la parte de actividad o en la parte de la plantilla no afectada por este carácter esencial.
  2. Incluye a las personas trabajadoras fijas discontinúas dentro de la cobertura regulada en el Real decreto ley 8/2020, de 17 de marzo, por el caso que no se hayan podido reincorporar a su actividad en las fechas previstas, a consecuencia del COVID-19 y que, o bien disponiendo de periodos de ocupación cotizada suficiente, no cumplen el requisito de situación legal de desocupación, o bien no pueden acceder a la prestación por desocupación para carecer del periodo de cotización necesario para acceder a esta prestación. Concretamente, regula estos supuestos;

a) Si están incluidas en un ERTO por causas productivas o por causas ETOP, derivadas del impacto del COVID-19. Artículo 25.6.a. Se los reconoce la prestación contributiva de paro (a pesar de que no hayan cotizado el periodo mínimo necesario) y el tiempo de percepción no se descuenta de prestaciones futuras.

b) Si no están incluidas en ninguno ERTO y cuentan con un periodo de cotización suficiente para obtener la prestación de paro

– En caso de interrupción de la prestación de servicios a consecuencia del COVID-19, tendrán derecho a percibir la prestación de paro de la cual fueran beneficiarias. Cuando se vuelvan a acoger al paro, se los volverá el que hubieran gastado, con un máximo de 90 días. (modifica el arte. 25.6.b. RD 8/2020).

– En caso de que no se hayan podido incorporar a la actividad prevista a consecuencia del COVID-19 (modifica el arte. 25.6.c. RD 8/2020).

  • Si están percibiendo prestación de paro, continuarán disfrutándola y, cuando vuelvan a pedir el paro, se los devolverá el que hubieran gastado, con un máximo de 90 días.
  • Si no están percibiendo la prestación de paro (ya lo han agotado), pueden acceder de nuevo a la prestación contributiva por medio de un certificado de la empresa donde conste la imposibilidad de reincorporación al trabajo. Cuando pidan el paro en un futuro, se los devolverá el que hubieran gastado, con un máximo de 90 días.

c) Si no están incluidas en ninguno ERTO y no cuentan con unperiodo de cotización suficiente para obtener la prestación de paro (modifica art. 25.6.d. RD 8/2020).

– En caso de interrupción de la prestación de servicios a consecuencia del COVID-19, tendrán derecho a percibir la prestación de paro hasta que se pudieran incorporar al trabajo, con un máximo de 90 días. La cuantía mensual de la nueva prestación será igual a la última mensualidad de la prestación contributiva percibida, o en su caso, la cuantía mínima de la prestación contributiva.

– En caso de que no se hayan podido incorporar a la actividad prevista a consecuencia del COVID-19, tendrán derecho a percibir la prestación de desempleo hasta que se pudieran incorporar al trabajo, con un máximo de 90 días, por medio de un certificado de empresa donde conste la imposibilidad de reincorporación. La cuantía mensual de la nueva prestación será igual a la última mensualidad de la prestación contributiva percibida, o en su caso, la cuantía mínima de la prestación contributiva.

  1. Suspende los plazos que rigen en el ámbito de funcionamiento y actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, con la excepción de los casos en los cuales la intervención de este organismo sea necesaria para garantizar la protección del interés general o para estar relacionados con el COVID-19. En este caso, el organismo competente dará traslado de la motivación debida a la persona interesada (disposición adicional segunda).
  2. Refuerza los mecanismos de control y sanción de la LISOS y RD 9/2020 (disposición final tercera y novena). Concretamente, regula la sanción de los comportamientos de las empresas que presenten solicitudes que contengan falsedades e incorrecciones en los datos facilitados y establece una responsabilidad empresarial que implica la devolución, por parte de la empresa, de las prestaciones indebidamente percibidas por sus trabajadores y trabajadoras, cuando no exista luto o culpa de estos. También establece que las empresas que contraten o subcontraten la realización de obras o servicios correspondientes en la misma actividad, responderán solidariamente de estas infracciones cometidas por la empresa contratista o subcontratista durante todo el periodo de vigencia de la contrata.

Además, en el supuesto de infracciones muy graves, se entenderá que la empresa incurre en una infracción por cada una de las personas trabajadoras que hayan solicitado, obtenido o disfruten fraudulentamente de las prestaciones de Seguridad Social.

En caso de devolución de las prestaciones indebidas, la persona trabajadora conservará el derecho al salario correspondiente al periodo inicialmente autorizado, descontadas las cantidades que hubiera percibido en concepto de la prestación de paro.

  1. Prorroga dos meses el carácter preferente del trabajo a distancia, así como el derecho de adaptación del horario y reducción de la jornada, para garantizar la protección de las personas trabajadoras y continuar atendiendo las necesidades de conciliación de la vida laboral y familiar en el contexto de la crisis del COVID-19. También cambia el título del arte. 6 del RD 8/2020 por «Pla MECUIDA», que regula el derecho de adaptación del horario y reducción de la jornada (arte.15).
  2. En relación con el Sistema Especial de Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios (arte.25 y disposición final sexta);

– Introduce una reforma en los requisitos para la inclusión en el referido sistema especial, y determina quién es un pequeño agricultor. Pretende prescindir de aquellos requisitos vinculados a rentas de trabajo y facilita el acceso a las garantías sociales de los pequeños agricultores.

– Con efectos desde el 1/1/2020, las personas trabajadoras que hubieran realizado un máximo de 55 jornadas reales cotizadas en 2019, se los aplicará a las cuotas resultantes durante los periodos de inactividad en 2020 una reducción del 19,11%.

  1. Reconoce la situación legal de desocupación, a efectos de poder percibir prestaciones (arte. 22):

– A aquellas personas trabajadoras con contratos que hayan sido extinguidos durante el periodo de prueba desde el 9 de marzo, con independencia de la causa de extinción de la relación laboral anterior.

– Y las personas que hayan extinguido voluntariamente su contrato desde el 1 de marzo, para tener una oferta laboral en firme, que no ha llegado a materializarse a consecuencia del COVID-19. Para acreditar esta situación, requiere aportar comunicación escrita por parte de la empresa a la persona trabajadora cejando en la suscripción del contrato laboral comprometido a consecuencia de la crisis derivada del COVID 19.